Con toque de asco, sonamos las guaruras

Categoría: foto plana,¡Ahí están, esos son! |

guarura1Aana Cuento, Fiesta y Candela

Hace unos meses Nicia Maldonado estuvo presidiendo junto a otras autoriadades locales y nacionales un acto de entrega de tecnología para una escuela en la Laguna de Sinamaica, fuimos varios en las tareas que nos ocupan contantemente y nos topamos con el acto. Estuvimos entre el público. Muchos amigos y amigas entre los funcionarios hacían la escena familiar. Mientras saludabamos la Ministra de Pueblos Indígenas comenzó a hablar y de inmediato no sabiamos si reir o lamentarnos, le hablaba al público de funcionarios y funcionarias, muchos de ellos ataviados de manta y sombreros wayúu, cómo si fueran niños sometidos al peor de los caletreros, era un esfuerzo de imitación de Hugo Chávez mezclado con un vergonzoso tono de pretendida ignorancia india y distanacia de lo criollo, complaciendo ella, pero también Nohelí Pocaterra, que sabemos que de bruta no tiene nada, la idea de que los indios somos tontos para ocultar en tontismos ladinos su complicidad y su negocio. La gente presente en aquella escuela de Sinamaica, se veía obligada a completar las frases que ella iniciaba con dificultad en una imitación de los peores maestros del caletre. Decadencia es la única palabra que define moralmente aquella escena.

No nos alargaremos más sobre este espanto, esta bufona de Palacio que hace palidecer a María Bolívar y avergonzar, desde hace años su origen indígena, sin que nadie en su sano chavismo pudiera hacer nada para impedir que el propio Presidente Chávez, la mantuviera rabiosamente en su cargo, desde el cual hizo todo el daño que otros ministerios encargaron a esta segundona de los verdaderos operadores del plan lacayo sobre los territorios indìgenas.

Sólo nos vale traerla al texto porque su nombramiento cómo Presidente de Corpo Amazonas representa un guinda más de lo que es y ha sido la saga de nombramientos desafortunados y francamente deseperanzadores con los que el gobierno adorna estas últimas semanas. Estos nombramientos son la superación de la tristeza con la que los chavistas asisten a la suprtesión de las voces moderadamente críticas de sus más lúcidas voces de opinión. Maduro habló de que iba a dar nombres de gente que aparentando ser del proceso se la pasaban cuestionando y aunque ante la reacción de algunos intelectuales no ternminó nunca de dar nombres, hizo mucho más que eso, los eliminó de las parrillas de programas de radio y televisión en una purga comunicacional sin precedentes que contó con el apoyo de la oposición.

Pareciera que en algo están de acuerdo los dos polos de la polarización, en ensordecer los oidos del pueblo con su show clientelar que bien podía llamarse “la guerra de los polos” con los mismos animadores de plástico con los que recrea la polarización el canal golpista verdadero: Venevisión.

Todo indica que gobernar por pactos y por acuerdos de trastienda, hasta par botar la basura será el estilo del desafortunado primer gobierno chavista de la historia. Mientras reina el desconcierto todos añoran a un caudillo que en su fiereza, tuvo la fuerza de contener hasta sus propios errores para que no calleran en el barranco de la decadencia. Los últimos nombramientos del Presidente sólo son explicables desde esa lógica: Reverol en Corpozulia indica que el Presidente no se lava los dientes después de comer y el Señor Mestre, del que se libró Sucre por obra de la última gracia que Chávez hizo por ese estado oriental sólo puede indicar que el Presidente sólo se baña una vez a la semana. Con todo parece el mas aseado de los del gobierno. por algo lo puso Chávez ahí.

Mientras tanto el movimiento social luce aletargado y sumiso, no pareciera que huboera fuerza para ponerse al frente de la crítica y el descontento social, en el prevalece una cultura de la modorra que no la supera ningún ancianato. Mientras la gobernabilidad se cae a pedazos, ellos se preparan para, a fines de año, hacerle una propuesta a Nicolás.

Se asemeja el actual momento político a aquella ausencia de norte con los que Acción Democrática vió palidecer sus dias mientras caía irremediablemente el último gobierno de CAP.

En el marco de esta tragedia-comedia que lo ocupa todo, pero que nadie se atreve a describirla con el tono de malestar que se merece, algunos de nostoros esperamos a saber si el gobierno se atreve, en medios de tan obvias debilidades a darle una puñalada final a la causa de los terrioriosy de la defensa del agua y de la vida en Perijá. Nunca estuvo tan servida la mesa, pero el asunto es si hay la fuerza o sii la fuerza del compromiso comercial con las transnacionales chinas, rusas y americanas estan fuerte que no importa que el prestigio del gobierno quede hecho harapos sucios. En todo caso parece que el gobierno y todos sus voceros apuestan a que el daño hecho a la resistencia indígena en ocho largos años de una política sostenida desmatemlamiento clientelar de las voluntades, de disolución inigualable de la cultura ancestral y de represión y crimen contra los más incómodos pudiera ser suficiente.

En ocho años está intacto y fortalecido política, judicial y militarmente el aparato criminal de los dueños de las vacas y la unidad de lucha de los pueblos ind´ñigenas está más lesionada que nunca. El miedo es el sentimiento más digno porque indica que aún tienes corazón aquí en esta región, en nuestra tierra.

Por su parte los ministros sacan su cuenta  y se dan por pagados en este asunto de la demarcación, de imponer su propio esquema de demarcación y sus propia agenda de relación con sus propios actores, pasaron a decir, obviamente, las cifras indican que todo está saldado.

La unidad de las comunidades y de los trabajadores está ante nosotros si atendemos a nuestra desesperanza, ahorrándonos la mayor cantidad de mitos poderosos y de nostalgias posibles, sobre todo si nos vienen de las telenovelas del Canal 8, donde una pobre muchacha del barrio, maria o juana, se enamora de Diosdado y se vuelve Viceministra, si cantamos esa canción de desesperanza que cantan los nuestros, si aprendemos de ella, podremos reconstruir la esperanza. El verdadero legado es lo que hemos aprendido, y no poca cosa.

El Congreso del Control Obrero en Guayana, por poner un ejemplo querido y dolido, debe superar las divisiones ocasionadas por la relación con el poder y no por la lucha de clases, y las comunidades indígenas y campesinas debemos iniciar un diálogo de nosotros con nosotros mismos, sin presentarle planes a nadie ni rellenar de aprobaciones las planilas de un plan que cómo siempre viene cocinado. Nadie nos dió ni nos dará un poder que no tomemos y merezcamos.

el camino es el de las comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>